martes, 1 de agosto de 2017

Espectacular presentación del tenor Javier Camarena en el Teatro Colon

Foto: A. Colombaroli

Dr. Alberto Leal

Hace mucho tiempo que el Colón no brinda un Concierto de la calidad del efectuado el 27 pasado. Llevo toda una vida en el mundo de la Opera – y son muchos años – creo que contadas veces o tal vez nunca viví una experiencia como la del mencionado Concierto. Javier Camarena es de los mejores tenores de la actualidad y seguramente de los mejores que he visto en vivo. Es un cantante que además de su depurada técnica tiene condiciones naturales que no son para nada normales. Con él cualquier adjetivo parece quedar pequeño. Además, su simpatía, su humildad y don de gente lo hacen sin dudas un caso único y justifica totalmente el éxito que está obteniendo en los teatros del mundo. Con una voz de importante volumen, con un timbre más cercano a un lírico que a un lírico ligero, una extensión impresionante, soberbia línea de canto, notable facilidad para las coloraturas es de lo más cercano a la perfección técnica que he escuchado. Deslumbrante su apabullante línea de canto en las arias de “Romeo y Julieta” y “Pescadores de Perlas”, con fantásticos agudos en pianísimo, además de un increíble fiato. Absolutamente esplendida su versión de “Si, ritrovarla io giuro” de la Cenerentola, con espectacular re o mi sobreagudo (estamos en discusión) interpolado a tan difícil aria. Y su cierre de la primera parte con su ya conocida magnífica versión de “La hija del Regimiento”, cantada con total facilidad. Delirio del público que colmaba la sala y no era para menos. La segunda parte comenzó con dos espléndidas versiones de Donizetti, “Lucía” y “Don Pasquale”. Luego Verdi, una espectacular versión del aria y caballeta de “Traviata” y “La donna e mobile”.  Delirio del público asistente que aplaudió de parado la maravilla que había escuchado.  Luego llegaron tres bises, “Alma Mía”, “Granada” (delirio total del público) y “El día que me quieras”. No menos importante para el logro de esta fantástica velada fue la intervención del Maestro Enrique Arturo Diemecke. Excelencia en todo su trabajo, con una orquesta que le respondió todo el tiempo. Magnífico acompañante y soberbia su versión de la obertura de “La Forza del Destino”. Bravo Una noche inolvidable con un tenor fuera de serie, hay que juntar todos los adjetivos posibles para poder definirlo. Luego de la muy buena versión de “El Caballero de la Rosa” y este súper Concierto siento que el Teatro Colón está volviendo por su gloria. Hay tratativas de traer a Camarena para una ópera el próximo año, pero no resulta fácil por su agenda. ¡Este Concierto fue un regalo de corazón para todos los que amamos a la Opera!

No hay comentarios:

Publicar un comentario